· CIRUGÍA ESTÉTICA FACIAL ·

MENTOPLASTIA

¿EN QUÉ CONSISTE LA MENTOPLASTIA?

La mentoplastia, también conocida como genioplastia, consiste en aumentar o reducir la proyección de la barbilla con el objetivo de adecuar su forma y tamaño en proporción al resto de los rasgos faciales. Una intervención destinada a remodelar la anatomía del mentón para crear una mayor armonía en el rostro y perfil del paciente. Con este tratamiento los especialistas de Clínica CLEVER consiguen que un mentón poco definido aumente hasta dar más fuerza al rostro, o bien que uno excesivamente prominente se suavice mejorando sus facciones.

Información

Objetivo Modificar y perfeccionar la zona del mentón
Duración 1-2 horas aprox
Anestesia Local / Sedación
Recuperación 15-21 días aprox
Revisión A los 5-7 días aprox

Precio

Personalizado *Consultar para financiación

TODO INCLUIDO

  • Diagnóstico y valoración gratuitos
  • Equipo médico
  • Prótesis de mentón
  • Pruebas médicas
  • Quirófano
  • Revisiones durante el primer año

Pide cita

Decídete y ven a conocernos personalmente.

Nuestro Equipo Médico atenderá todas sus consultas y resolverá sus dudas sin compromiso.

La primera consulta es gratuita.

CONSULTA DISPONIBILIDAD

DETALLES DE LA CIRUGÍA

Durante la consulta inicial, el cirujano evaluará sus expectativas, analizará la estructura tanto de su mentón y mandíbula como su cara, su historial médico y su calidad cutánea y hablará con usted de las posibilidades. También le explicará los factores que pueden influir en el procedimiento y los resultados.  El procedimiento consiste en realizar una incisión dentro de la boca, en la zona mucosa de la parte posterior del labio inferior hasta alcanzar el hueso y crear un espacio para colocar el implante, en el caso de la mentoplastia de aumento, o eliminar el exceso de hueso en pacientes con hipermentonismo. Por norma general, para evitar cicatrices visibles, se realiza un abordaje dentro de la boca; en casos puntuales se puede realizar con una cicatriz debajo del mentón.

Dos tipos de intervención:

  • Aumento de mentón: bien mediante lipofilling (que es la inserción de la propia grasa del paciente), ácido hialurónico (relleno temporal) o con relleno permanente de implantes sólidos sintéticos (de distinta forma y tamaño o incluso adaptados a la medida del paciente, y cuyo material más usual es la silicona o el polietileno). Otra forma es la modificación de la estructura del mentón mediante una pequeña osteotomía (sin prótesis, con una pequeña placa de titanio para estabilizar temporalmente la modificación del hueso).
  • Reducción de barbilla (hueso mandibular): se extrae el hueso que se ubica en la punta del mentón, eliminando su exceso y remodelando la forma según el resultado demandado y consensuado en consulta. Para afianzar la modificación del hueso, el cirujano usualmente utiliza una placa de titanio y posteriormente sutura las incisiones realizadas en la zona intervenida.

La duración de la operación es de aproximadamente 1 ó 2 horas, y dependiendo de la complejidad se realizará bajo anestesia local y sedación o, en determinados casos con defectos muy acentuados como por ejemplo secciones del hueso de la mandíbula, con anestesia general, con lo que el paciente será hospitalizado (clínica concertada en Sevilla).

– Mejorar la terminación de la mandíbula.

– Corregir asimetrías faciales para proporcionar armonía al rostro.

– Aumentar mentón poco definido (otorga fuerza facial).

– Reducir barbilla prominente (suaviza facciones).

– Reconstruir deformidades (discordancias) del mentón causadas por lesión.

El resultado definitivo se apreciará desde el primer momento, aunque con mayor definición según el ritmo de bajada de la inflamación. Para aquellos casos con implantes o aumento, el aspecto se torna más estilizado desde el cuello y se mejora el perfil de la barbilla. Dará más fuerza o suavizará rasgos según el caso concreto que se haya tratado y su combinación con otras intervenciones como rinoplastia o implante de pómulos.

– En las primeras horas se exige reposo y pueden recetarse medicamentos para combatir las molestias e inflamación (incluso una sensación de adormilamiento del labio inferior que desaparece cuando cede la inflamación). Ayudan las compresas frías.

– Si ha existido anestesia general lo más aconsejable es permanecer durante la noche en la clínica para vigilar los efectos.

– Permanecerá recostado en la cama con la cabeza elevada por cojines o almohadas (excepto para ir al baño) durante 24 horas.

– El paciente sale de la cirugía con un vendaje especial que persigue mantener la prótesis inmovilizada, además de servir de protección a traumatismos eventuales.

– Es habitual que tenga lugar una leve hemorragia durante los primeros días tras la cirugía; se recomienda enjuagarse la boca con un antiséptico oral para evitar la infección, y para dejar que los tejidos se recuperen.

– Respecto a la cicatrización, cuando se aplica la incisión por la parte interior de la boca no hay ningún tipo de cicatrización visible. En otras intervenciones, con introducción de una prótesis, la incisión suele ser externa pero aun así la cicatriz es generalmente poco evidente. Las suturas se retiran aproximadamente a los 7-10 días.

– El reposo moderado debe prolongarse durante una semana con una incorporación progresiva a las actividades habituales sin ejercicios excesivos o que puedan causar golpes en la cara; además para controlar el edema se debe evitar charlar en exceso o comer alimentos muy duros.

– La clínica realiza futuras revisiones periódicas para asegurarse de que no aparece ninguna anomalía en la zona intervenida.

– La dieta debe de ser blanda durante la primera semana, para evitar esfuerzos en la zona que perjudiquen una correcta cicatrización.

– Evitar durante al menos seis semanas movimientos bruscos que posibiliten golpes o magullaciones sobre la cara.

– Un mal diagnóstico como realizar una mentoplastia con prótesis en caso de retrognatias o de micrognatias, empeora el resultado estético final, al dejar lo que se conoce como “mentón de bruja”. Estos casos deben tratarse desde la especialidad de cirugía ortognática o maxilofacial.

– Toda cirugía lleva implícito unos inconvenientes y riesgos. Una operación de mentoplastia con prótesis puede conllevar estas complicaciones: encapsulación de la prótesis, rechazo del material protésico o fibrosis en torno al implante entre otras.

– Se recomienda no frotarse el mentón o exponerse al sol durante dos meses, y tener especial cuidado al lavar la cara o con el uso de cosméticos.


Reserva tu consulta médica gratuita en el tlf: 954 98 80 53/ 637 64 52 53 (wsap) y recibe sin compromiso tu diagnóstico personalizado. 

¡Más de 15 años de experiencia avalan nuestros resultados quirúrgicos!

CONOCE NUESTRA CLÍNICA

SOLICITAR INFORMACIÓN

Deseo recibir ofertas y promociones

Pide Cita
close slider

He leído y acepto los términos legales y condiciones

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?