· CIRUGÍA AMBULATORIA FACIAL ·

LOBULOPLASTIA

¿EN QUÉ CONSISTE LA LOBULOPLASTIA?

Es la cirugía que persigue principalmente restaurar la forma armónica y juvenil de los lóbulos (de las orejas/auriculares), corrigiendo quirúrgicamente el orificio del pendiente, bien porque éste se haya rasgado por diferentes causas o bien porque presente una apertura excesiva. A veces la elongación excesiva del lóbulo exige recortar parte lo que permite darle una forma más atractiva.

Información

Objetivo Corregir y rejuvenecer imperfecciones en lóbulos rasgados o caídos
Duración 30-40 minutos aprox.
Anestesia Local
Recuperación Recuperación 15-21 días aprox
Revisión A los 5-7 días aprox.

Precio

Desde
490 €
*Consultar para financiación

TODO INCLUIDO

  • Diagnóstico y valoración gratuitos
  • Quirófano
  • Equipo médico
  • Revisiones durante el primer año

Pide cita

Decídete y ven a conocernos personalmente.

Nuestro Equipo Médico atenderá todas sus consultas y resolverá sus dudas sin compromiso.

La primera consulta es gratuita.

CONSULTA DISPONIBILIDAD

DETALLES DE LA CIRUGÍA

La lobuloplastia es una intervención sencilla, de alrededor de 20 minutos de duración, que el cirujano realiza con anestesia local o sedación, y para la que el paciente no precisa ser hospitalizado. En el caso de que se deba reconstruir el lóbulo, además de la sutura del desgarro, el procedimiento puede necesitar 40 minutos aproximadamente. El proceso consiste en un acortamiento del contorno del lóbulo acortando la piel y suturando después. Se proporciona un contorno armonioso y rejuvenecido del lóbulo de manera que se equilibran los rasgos faciales. Tras la intervención los lóbulos se protegen con unos esparadrapos quirúrgicos, que tras varios días caen solos o se retiran en clínica.

El lóbulo auricular rasgado o desgarrado se puede corregir mediante dos técnicas:

  • Con cierre simple: se incide sobre las paredes del agujero, y la piel se sutura rectificando la parte anterior y posterior del lóbulo de la oreja.
  • Reconstrucción con colgajos: se crean dos colgajos triangulares de piel que se colocan a ambos lados del agujero o donde esté el desgarro. Estos flaps se giran intercambiando sus posiciones. Así se logra que el tejido sano vaya de la periferia del lóbulo de la oreja hacia el área del desgarro o perforación.

– Lóbulos auriculares rasgados, dilatados, rotos, descolgados o muy finos (por el uso de expansores, dilataciones o piercings, o por algún accidente.)

– Lóbulos con orificio para los pendientes no adecuados.

De resultado inmediato, la cicatriz apenas es visible e incluso el propio pendiente para el nuevo orificio ocultaría la marca si fuera necesario.

  • El postoperatorio únicamente conlleva un leve reposo, cuya finalidad es evitar roces y posibles golpes.
  • La herida empieza a curar tras los primeros días y aproximadamente en un 1-2 meses pueden realizarse nuevos orificios para el uso de pendientes. Los puntos se retiran aproximadamente a los 10-15 días.
  • Tras la operación, se protegen los lóbulos con apósitos esterilizados para que no haya riesgo de infección y se recomienda mantener la zona seca.
  • La vida habitual y laboral pueden retomarse en gran medida casi de forma inmediata, con solo algunas instrucciones a tener en cuenta (Ej: se recomienda no hacer deporte ni grandes esfuerzos en unos días).
  • La cicatriz suele volverse casi invisible trascurridas las primeras semanas, siendo además las posibles complicaciones de esta cirugía mínimas.
  • La clínica realiza futuras revisiones periódicas para asegurarse de que no aparece ninguna anomalía en la zona intervenida.
  • Es importante evitar el uso de aspirina o medicamentos que contengan acido-acetil-salicílico o derivados durante dos semanas previas a la intervención. Por ese mismo motivo, deberían suspenderse durante ese mismo período los medicamentos antiinflamatorios.
  • Tras la operación, la clínica puede preescribir antiinflamatorios y antibióticos para evitar infecciones durante una semana Asimismo, es aconsejable aplicar Betadine tres veces al día durante la primera quincena.
  • Los primeros días tras la intervención, el paciente puede sentir irritación  o leves palpitaciones en la zona, siendo estas molestias mayores a la hora de dormir de modo que se aconseja hacerlo boca arriba durante 72 horas.
  • Se debe tener siempre el cabello limpio y evitar frotar la zona.
  • La herida se mantendrá cubierta con el esparadrapo colocado en la lobuloplastia. No se deberá mojar, y en caso inevitable se secará de manera inmediata con una gasa suave.
  • Si existiera sangrado, se apretará con fuerza la zona con una gasa durante unos minutos. Pasado unos días se retira el esparadrapo y se pasará a limpiar la herida con clorohexidrina.
  • El rejuvenecimiento del lóbulo auricular puede lograrse con una lobuloplastia o en determinados casos indicarse un relleno de ácido hialurónico pues su micro-inyecciones en la piel recuperan elasticidad y volumen.

Más información en la página oficial de SECPRE, Sociedad española de cirugía plástica reparadora y estética). https://secpre.org/


Reserva tu consulta médica gratuita en el tlf: 954 98 80 53/ 637 64 52 53 (wsap) y recibe sin compromiso tu diagnóstico personalizado. 

¡Más de 15 años de experiencia avalan nuestros resultados quirúrgicos!

CONOCE NUESTRA CLÍNICA

SOLICITAR INFORMACIÓN

Deseo recibir ofertas y promociones

Pide Cita
close slider

He leído y acepto los términos legales y condiciones

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?