· CIRUGÍA ESTÉTICA CORPORAL ·

LIPOSUCCIÓN

¿EN QUÉ CONSISTE LA LIPOSUCCIÓN?

Es una técnica dentro de la cirugía estética que permite eliminar los acumulos de grasa (tejido adiposo) de áreas corporales concretas, depósitos que no responden a dietas o deporte. Complementa asimismo un gran número de procedimientos de cirugía como liftings o dermolipectomias. Mediante la liposucción o succión de la grasa localizada sobrante se logra una disminución importante del volumen en la zona del cuerpo intervenida y una mejora notable del contorno y la figura corporal.

Información

Objetivo Moldear y eliminar grasa de la zona de la cintura
Duración 2-3 horas aprox
Anestesia Sedación/Anestesia General
Recuperación 15-21 días aprox.
Revisión A los 3-5 días aprox

Precio

Personalizado *Consultar para financiación

TODO INCLUIDO

  • Diagnóstico y valoración gratuitos
  • Equipo médico
  • Hospitalización
  • Revisiones durante el primer año
  • Pruebas médicas
  • Quirófano
  • Prenda post-quirúrgica

Pide cita

Decídete y ven a conocernos personalmente.

Nuestro Equipo Médico atenderá todas sus consultas y resolverá sus dudas sin compromiso.

La primera consulta es gratuita.

CONSULTA DISPONIBILIDAD

DETALLES DE LA CIRUGÍA

La liposucción tumescente es un método quirúrgico que hace uso de una cánula o jeringa conectada a una máquina succionadora, que retira la grasa subcutánea desprendida y reconvertida tras la inyección de líquido a la zona que va a ser intervenida. El líquido originalmente está compuesto de anestesia y una solución salina (adrenalina y lidocaína). En ocasiones es necesario aplicar incisiones adicionales (prácticamente imperceptibles) para eliminar todos los depósitos de grasa. Tras la aspiración la piel se contrae y cicatriza adaptándose a la nueva posición de volumen y quedando la zona menos abultada. Las cicatrices de una liposucción son mínimas y se colocan estratégicamente para que queden escondidas. Durante la primera consulta, el cirujano plástico analizará su estado general, los depósitos de grasa existentes y el tono y firmeza de la piel. La operación tiene una duración relativa que depende de la zona que quiera tratar el paciente y del resto de factores que contribuyen a determinar su complejidad. La misma premisa decide la elección del tipo de anestesia.

  • Cuello: mejora de la papada o ángulo del cuello. Habitualmente vinculada a un lifting
  • Brazos: frente a la lipectomía tradicional, elimina el exceso de grasa, reafirma la piel y logra brazos definidos y estilizados. Precisa pocos cuidados postoperatorios concretos que si se siguen coayudan a la retracción cutánea.
  • Abdomen: a diferencia de la abdominoplastia (para aquellos casos con debilidad muscular, por embarazos, o excesiva piel sobrante, añadir enlace epígrafe de abdominoplastia), la liposucción en el abdomen es la mejor opción para pacientes con buen tono cutáneo pues hace desaparecer los michelines con óptimo resultado. Esta técnica es especialmente satisfactoria en la zona de los flancos para ser aspirada.
  • Espalda: la eliminación por aspiración de la grasa en la parte posterior trata problemas de acumulación en las regiones infraescapular, axilar posterior, detrás de la cintura, área lumbosacra e incluso mejora la dolencia conocida como “joroba de búfalo”.
  • Nalgas y muslos: dos de las zonas con mayores intervenciones de liposucción y que requieren más que un vaciado una remodelación completa del contorno, más afín por tanto al procedimiento de lipoescultura. Aplicar paralelamente mesoterapia optimiza el resultado.
  • Rodillas y tobillos: elimina los cúmulos de grasa en la parte interna y externa de las rodillas y por encima de la rótula.
  • Piernas: se trata de remodelar las cartucheras o muslos con exceso de grasa y ayuda a reestructurar las curvas naturales de la musculatura de piernas o gemelos.

Aunque la grasa desaparece desde la misma sesión quirúrgica, el nuevo contorno corporal no es inmediato. El resultado final se empieza a apreciar a partir del segundo o tercer mes, cuando ha desaparecido la inflamación, siendo definitivo a los seis meses de la operación Esta técnica debe su gran efectividad a que la grasa extraída no reaparece en tanto que las células grasas dejan de reproducirse. Los resultados pueden ser permanentes si se mantiene una dieta adecuada y se realiza ejercicio con regularidad.

  • En las primeras horas se exige reposo y pueden recetarse medicamentos para combatir las molestias e inflamación (restablecimiento más rápido y cómodo).
  • Si hubiera existido anestesia general lo más aconsejable es permanecer durante la noche en la clínica para vigilar los efectos.
  • Si existieran tubos de drenaje (drenajes aspirativos) que aminoren la acumulación de fluidos, se retirarán el día de alta.
  • Deberá caminar tan pronto sea posible para prevenir trombos y la incorporación a la vida laboral (entre tres y quinces días) dependerá de la extensión de la liposucción.
  • Debido a la inflamación, durante las siguientes semanas (día y noche al principio, luego únicamente de día), no se deben realizar esfuerzos físicos y se protegerá la zona tratada con una faja postquirúrgica especial, prenda compresiva o un vendaje adecuado que ayuda a reducir la hinchazón y/o sangrado.
  • La aparición de cardenales o la sensación de quemazón pueden ocurrir y no es señal de alarma.
  • La clínica realiza revisiones periódicas durante el primer año para asegurarse de que no aparece ninguna anomalía en la zona intervenida.
  • En el buen resultado al tratar una lipodistrofia también influye la correcta delimitación de las áreas operadas, que el volumen extraído sea el adecuado y uniforme y una rigurosa atención a las indicaciones prescritas para la etapa del postoperatorio.
  • Es importante recordar que la liposucción no mejora la celulitis (Blog : https://clinicaclever.com/aprende-a-combatir-la-celulitis/).
  • Factor fundamental para obtener un contorno final satisfactorio es poseer una piel firme y elástica (la piel sin tersura no se redistribuye sobre la nueva figura corporal y podría requerir otros procedimiento estéticos adicionales para eliminar el exceso de piel).
  • Si existiera posteriormente un incremento de peso, esa subida sería más equilibrada sin cúmulos en las zonas intervenidas.
  • La liposucción no está recomendada si se ha tenido una cirugía reciente en la misma zona, si se carece de buena circulación sanguínea o si se padecen problemas cardiacos y/o respiratorios.
  • Durante esta intervención puede perderse líquido, siendo trascendental reponerlo para evitar sufrir un “shock”. Para ellos se le administrarán fluidos por vía intravenosa.

Reserva tu consulta médica gratuita en el tlf: 954 98 80 53/ 637 64 52 53 (wsap) y recibe sin compromiso tu diagnóstico personalizado. 

¡Más de 15 años de experiencia avalan nuestros resultados quirúrgicos!

CONOCE NUESTRA CLÍNICA

SOLICITAR INFORMACIÓN

Deseo recibir ofertas y promociones

Pide Cita
close slider

He leído y acepto los términos legales y condiciones

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?