· CIRUGÍA DE MAMAS ·

MAMAS TUBEROSAS

¿QUÉ SON LAS MAMAS TUBEROSAS Y EN QUÉ CONSISTE SU CIRUGÍA?

Consiste en una malformación de la glándula mamaria durante la pubertad que provoca una forma tubular y alargada donde normalmente las areolas son mas grandes y el seno se desarrolla hacia abajo con forma caída. Su aspecto es el de unas mamas demasiado separadas, con un polo inferior corto y con una forma, en mayor o menor medida, “tubular”. En muchos casos, como hemos comentado, hay un cierto grado de caída y de herniación de la areola con un diámetro excesivo de la misma.

Con la operación de mamas tuberosas lograremos que el pecho tenga un aspecto simétrico, aportándole mayor volumen y moldeando la forma y el tamaño de este.

Información

Objetivo Corregir aquellas mamas que presentan forma tubular, aportando una forma y un volumen adecuado
Duración 2-3 horas
Anestesia Anestesia General
Recuperación 15/21 días aprox
Revisión En un plazo de 3-5 días aprox

Precio

Desde
4.890 €
*Consultar para financiación

TODO INCLUIDO

  • Pruebas médicas/Analíticas
  • Asesoramiento clínico
  • Prótesis de Alta Calidad
  • Equipo médico
  • Quirófano
  • Hospitalización
  • Revisiones
  • Simulador de prótesis
  • Sujetador postquirúrgico

Pide cita

Decídete y ven a conocernos personalmente.

Nuestro Equipo Médico atenderá todas sus consultas y resolverá sus dudas sin compromiso.

La primera consulta es gratuita.

CONSULTA DISPONIBILIDAD

DETALLES DE LA CIRUGÍA

Aunque existen diversos grados de mamas tuberosas, por lo general, la cirugía consistirá en la inserción de una prótesis o implante con la corrección del anillo fibroso que impidió el normal desarrollo del pecho durante la adolescencia, y en ocasiones conlleva una remodelación de la areola. Dependiendo del grado de tuberosidad, la operación se abordará por la vía submamaria, aunque en casos más severos es posible que se deba realizar a través de la areola.

Actualmente el único tratamiento que existe es el quirúrgico, y nuestros cirujanos determinaran en cada caso la aplicación de técnicas de mamoplastia o mastopexia o la combinación de ambas y aconsejaran la forma y el tamaño de las prótesis más adecuadas.

Suele ser preciso el ingreso, dándose el alta al día siguiente. La intervención se realiza bajo anestesia general, permaneciendo el paciente dormido durante la operación. La duración oscila entre 2 o 3 horas. Si se trata de una anomalía muy leve puede subsanarse con un implante, pero en casos más graves se procede a una remodelación glandular completa.

Con la reconstrucción de las mamas tuberosas conseguimos:

  • Corregir la irregularidad estética que presentan las mujeres que sufren de mamas tuberosas en un grado desarrollado y acentuado.
  • Aportar volumen y forma a mamas que no están proyectadas de forma correcta
  • Reducir areolas con tamaño y contorno excesivo.
  • Mejorar la distancia entre las mamas, aportando un escote más favorecedor.

Así pues, a partir de los 21 años, cualquier mujer con cualquier grado de mama tuberosa es una paciente ideal que recibirá a través de nuestras cirugías, no solo un renovado aspecto físico de sus pechos sino también una mejora de la autoestima y de su seguridad.

Los resultados son prácticamente inmediatos, aunque los pechos permanecerán algún tiempo con inflamación que irá desapareciendo gradualmente durante el primer mes.

Puede presentarse durante las primeras semanas cierta sensibilidad o molestias en las zonas de las areolas o en las zonas en proceso de cicatrización que irá remitiendo también progresivamente.

El resultado definitivo donde se valora la forma y tamaño obtenido no debe asegurase hasta trascurrido 6/12 meses, periodo donde se produce la correcta cicatrización.

  • Desde su intervención y hasta un periodo de 24 a 48 horas el paciente deberá mantener reposo para evitar posibles molestias.
  • Esas molestias pueden controlarse bien con la medicación prescrita por su cirujano plástico, aunque las mamas pueden tener un moderado dolor durante las primeras semanas, del mismo modo que ardor en los pezones.
  • Tras la cirugía el equipo médico puede decidir dejar un drenaje durante las primeras 24 horas con el objetivo de disminuir la posibilidad de que se acumulen fluidos (sangre y secreciones).
  • Durante las primeras 24/48 horas se mantendrá el pecho cubierto con un vendaje especial que será sustituido en el alta por un sujetador post-quirúrgico (previamente elegido para la paciente).
  • Los puntos se retiran entre los 7 y 14 días; el edema no cede completamente hasta las tres o seis semanas.
  • Las cicatrices durante los primeros 6 meses presentarán un aspecto rosáceo, aspecto que mejorará notablemente trascurrido este periodo.
  • Se establecerán futuras revisiones periódicas para asegurar que no surge ninguna anomalía en la zona intervenida.
  • No realizar ningún esfuerzo ni ejercicio físico importante durante el primer mes. Durante este periodo es preferible evitar la conducción.
  • Es recomendable dormir recostado hacia arriba durante las dos primeras semanas, evitando de este modo cualquier impacto o contacto directo con el pecho.
  • Se aconseja realizarse ecografías anuales como medida de prevención ante cualquier cambio en la prótesis.
  • Evitar el sol durante los primeros meses y utilizar protector solar con pantalla total en la zona intervenida, aunque se lleve puesto prendas de baño.
  • Evitar zonas con exceso de humedad y calor durante el primer mes.
  • No cambiar el sujetador post- quirúrgico hasta que lo indique el equipo médico, influye en la recuperación y forma del pecho.

Reserva tu consulta médica gratuita en el tlf: 954 98 80 53/ 637 64 52 53 (wsap) y recibe sin compromiso tu diagnóstico personalizado. 

¡Más de 15 años de experiencia avalan nuestros resultados quirúrgicos!

CONOCE NUESTRA CLÍNICA

SOLICITAR INFORMACIÓN

Deseo recibir ofertas y promociones

Pide Cita
close slider

He leído y acepto los términos legales y condiciones

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?